En una misma póliza se puede incluir a todos los miembros de la familia, es decir además del tomador de la póliza se podrá incluir a un número determinado de asegurados.