Existen cinco tipos de seguros de decesos:

Prima natural. Las primas de seguro aumentan gradualmente con la edad y aumentan gradualmente el capital garantizado, según el criterio: cuanto mayor es la edad, mayor es el riesgo de muerte. Este tipo de póliza se recomienda cuando eres joven.

Prima seminatural. Es similar al método natural, ya que las primas aumentan con la edad y con el capital asegurado, con la diferencia de que una vez superada una determinada edad (dependiendo de la empresa), la prima se estabiliza.

Prima nivelada. Se trata de una modalidad en la que el asegurado paga siempre la misma prima, independientemente de su edad (la evolución de las tarifas depende de la evolución de las garantías ofrecidas). La desventaja de este método es el precio que se paga en los primeros años del contrato (más alto que los otros métodos).

Prima Mixta. Es una combinación de métodos naturales e igualitarios. Cuando se registre por primera vez en esta póliza, la aseguradora ofrecerá beneficios de primas naturales, aumentando las primas con la edad. Una vez que el asegurado alcance una edad determinada fijada por la compañía, la prima se estabilizará y permanecerá sin cambios.

Prima única. Este es un pago único. Esta opción está dirigida específicamente a adultos de 60 a 70 años que no hayan contratado previamente un seguro de decesos.