Dependiendo del seguro de hogar contratado, puede incluir una cobertura de responsabilidad civil que proteja al perro, lo ideal es analizar en detalle tanto el condicionado general como el particular de la póliza para verificar si lo excluye o lo incluye y que límites asegurados contempla.