Por supuesto, el seguro de hogar es válido para viviendas alquiladas y se adaptará a tus necesidades tanto si eres propietario como si eres inquilino, en el segundo supuesto podrás optar asegurar solo el contenido, te permitiría cubrir los daños del mobiliario en caso de fuego, inundación, robo, daños eléctricos, vandalismo, etc).