Por supuesto, el asegurado deberá contar siempre con una póliza de seguro vigente para su embarcación, en caso de que la autoridad competente así lo requiera.