No, en ningún caso. No obstante, aunque solo se requiere un seguro de responsabilidad civil, recomendamos incluir la cobertura veterinaria en el seguro para perros.