Habitualmente, en todas y cada una de las compañias aseguradoras; el seguro no cubre enfermedades que el asegurado tenía antes de firmar el contrato, llamadas enfermedades preexistentes. Pudiendo darse el caso de excluir dichas coberturas, aumentar la prima del seguro para aceptarlas o decidir no asegurar el riesgo.