La ley exige al menos un seguro a terceros, seguro obligatorio de responsabilidad civil. Solo se cubrirán los daños al vehículo y ocupantes ocasionados a terceros. También estarán cubiertos los daños al conductor/ ocupantes del propio vehículo.