Una correduría de seguros es una empresa que ha sido oficialmente reconocida por la dirección general de seguros. Su principal objetivo es ayudar a sus clientes a identificar los riesgos a los que se enfrentan y encontrar las mejores soluciones de seguros para protegerse contra esos riesgos. Además, también están ahí para brindar apoyo y acompañamiento a los clientes en todos los procesos relacionados con la contratación de seguros, especialmente en caso de siniestros.