La compañía aseguradora considerará diversos factores como son el empleo a tiempo completo y parcial, sin son funcionarios, autónomos, jubilados y trabajadores domésticos. Como norma general las compañias exigen que la suma de los ingresos de todos los inquilinos no deberían poder destinar más de un 40% de esos ingresos al alquiler. En algunos casos, que no tengan ingresos suficientes se podrá aportar un avalista. Ese avalista tendrá que cumplir los mismos requisitos que el inquilino, incluso alguna compañía permite sumar ingresos de inquilino y avalista.